MASAJE TÁNTRICO

Actualizado: 18 feb 2021


En la actualidad, la sociedad ha ido abriéndose a nuevas ideas, sin embargo, en la parte sexual seguimos teniendo muchos tabúes. Muchas personas, tanto hombres como mujeres, siguen juzgando de manera diferente las actividades sexuales, tanto de hombres como de mujeres. Muchos hombres siguen aplaudiendo a otros hombres por el número de "conquistas" que logran. Y tanto hombres como mujeres atacan esa misma conducta en una mujer.

Las mujeres al igual que los hombres tiene derecho a una vida sexual plena, libre y satisfactoria. Sin embargo, en muchas casas sigue ocurriendo que a las niñas no se les habla de sexo, existen mujeres que siguen pensando que no deben masturbarse, porque es malo, o sucio, o no es propio de una mujer, o simplemente no lo admiten abiertamente por miedo a ser juzgadas.

Estos juicios son creados en muchas ocasiones desde la infancia, cuando empezaban a descubrir su cuerpo y su sexualidad y fueron regañadas duramente al ser descubiertas por un miembro de su familia, o bien, fueron tocadas, manoseadas y hasta violadas por personas cercanas a ellas, personas que debían cuidarlas, y que no sólo no las cuidaron, las abusaron y las hicieron sentir sucias, culpables, temerosas de decir algo, o lo dijeron y no les creyeron.

Todo esto va modificando lo que pudo haber sido una sexualidad plena y sana. También pudo haber ocurrido un accidente, una caída, un fuerte golpe en la vulva y de ahí nace una creencia de que tocarse o ser tocada en esa zona puede doler.

El mayor problema con todo lo anterior, es que puede llegar a olvidarse. Lo que no se olvida son las creencias que se crearon con lo que ocurrió, sólo se recuerda que la zona púbica es sucia, o duele, o da culpa, o es de dominio público, el que quiera puede tocarla.

Estas creencias, las llevan a elegir parejas que las maltratan, que las rebajan, no las toman en cuenta, o si llegan a tener una pareja que vale la pena, pueden pensar que no la merecen, que no están a su altura y salen corriendo. Todo esto puede ocurrir de manera inconsciente y repercute en la forma en que viven, no solo el sexo, sino también en su vida cotidiana y en como se relacionan con todas las personas.

El masaje tántrico se desarrollo para adorar a la mujer. Esta diseñado para hacer que la mujer reciba, que sea el centro único de atención y adoración. El masaje esta diseñado para brindar placer y consentir a la mujer. Él o la terapeuta va a permanecer vestido y sin tocarse a si mismo durante todo el masaje, pues la atención es para quién esta recibiendo el masaje. No es un masaje erótico, es un masaje que busca la sanación a través del placer sexual.

Este masaje puede darse en pareja, y el hombre o la mujer puede ayudar a sanar a su pareja, o solo prepararla a través de este masaje para una noche de pasión inolvidable. Sin embargo, cuando una mujer se pone en manos de un terapeuta es específicamente para sanar algún aspecto de su vida. Durante este masaje se maneja mucha energía, se alinean los chakras, se limpian karmas y se puede descubrir la raíz de muchas creencias limitantes que les impide vivir su sexualidad libremente.

El masaje tántrico o masaje al Yoni, puede ayudar a las mujeres a descubrir que si pueden tener orgasmos, que si son multiorgásmicas, pueden descubrir el origen del dolor en su vulva durante una relación sexual, el origen de porque no se sienten atraídas por el sexo, o porque toda su vida gira en torno al sexo, porque tienen a esa pareja que las daña, y lo mejor de todo no es que lo descubran, si no que ahora lo pueden trabajar y eliminar todas las creencias que les afectan en su vida.

El Yoni es el aparato reproductor femenino, que incluye el monte de venus, el clítoris, el meato urinario, los labios menores y mayores, la vagina, la matriz y el punto G. El masaje Tántrico inicia tocando todo el cuerpo, en forma de un masaje suave, pero no de larga duración, pues se busca relajar, pero no adormecer los sentidos de la mujer que lo recibe. Se dará un trato especial a cada seno, no se trata de amasarlos, se trata de acariciarlos, de adorarlos, uno por uno, es un masaje tántrico a los senos. Cuando se llega al Yoni, el cual se deja al último, se usa una cantidad de aceite aun mayor para dar masaje a los labios mayores, labios menores, clítoris, vagina y punto G, en ese orden. Durante todo el masaje la mujer debe ser consiente de su respiración y de todas las sensaciones que se produzcan en su cuerpo. Puede hablar con el terapeuta, pero se recomienda solo lo haga para dar instrucciones.

El masaje no busca que la mujer tenga orgasmos, el masaje busca adorar a la mujer, sin embargo, al lograr el orgasmo del punto G la mujer experimentará la sanación, podrá ver en su mente recuerdos o imágenes que la harán llorar, reír, gritar, o enojar, al tiempo que tiene el orgasmo. Cada orgasmo será más intenso que el anterior, y en cada orgasmo podrá ver cosas diferentes o no, depende de cada persona. El masaje termina en el momento que la mujer lo decide, así sea al inicio. Ella es quien manda, ella tiene el control de todo, sin embargo no puede tocar a quién le este dando el masaje.

Una vez que termina el masaje, el terapeuta la cubre, pues ha estado desnuda y expuesta todo el tiempo, y espera a un lado hasta que ella este lista para hablar. Cuando este lista platicará con el terapeuta sobre lo que vio, o revivió durante el masaje, para poder entender y darle una solución o interpretación adecuadas.

Si tienes dudas puedes preguntar a spamardana@gmail.com

#tantrico #sanación #masajetántrico #masajetantrico #tántrico #placersexual #liberaciónsexual #orgasmos #puntoG #Yoni

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo